¿Corres agachado? Tus rodillas sufrirán

No me gustan las instrucciones me cuesta reproducirlas, no creo en ellas.
 La instrucción de: “Corre con el cuerpo derecho o erguido” es muy difícil hacerla real.
 ¿Qué es #correr derecho?
Reproducir la imagen de mi “Yo Derecho” que probablemente no coincidirá con la real.
Al cerebro le cuesta interpretar correcciones sobre la postura a través de palabras; pero los Runners estamos obsesionados con ellas:
                – Brazos activos y flexionados 90º.
                –  Levanta los tobillos en lugar de los pies.
                – Flexiona las rodillas
                – Activa el Core.
                – Aleja los hombros de las orejas.

Un #Running que fluye desprende relajación, parece que tiene alas.
Fluir no es correr rápido. Observo a menudo a runners trotando por debajo de 4’ pero sufriendo, porque su mente está conectada al objetivo.
¿Cómo consigo entonces corregir mi postura de Running para fluir sin estresar?
Buscando con la mente “SENSACIONES”, no la fórmula memorizada.
El mayor error que cometemos los runners al tratar de enderezar la columna es elevar el pecho y echar los hombros hacia atrás.
Realizamos el ajuste desde los hombros.
 Consecuencia:

  • Arqueamos la columna hacia el lado opuesto que pretendíamos corregir
  • Forzamos las cervicales.
  • Machacamos más las rodillas.

Solución Walden Runfulness.
Realizar el ajuste desde el centro, core, persiguiendo sensaciones:
1º.- AJUSTE DESDE EL CENTRO:
Adelantamos levemente el centro, el eje central se enderezará solito y las rodillas se descargarán.
2º.- Conecta la mente con la SENSACIÓN:
Las manos van a mostrar al cerebro donde debe hacerse la corrección. El tacto tiene una autopista especial de acceso a la memoria neuronal mucho más directa que las palabras que las olvidan con facilidad . 😉
Desarrollo

  • Trota 5 minutos con las manos sobre los glúteos
  • Siente cómo la presión de las manos provoca un ligero adelantamiento de la pelvis
  • Siente cómo el cuerpo es succionado hacia delante
  • Siente como se descargan las rodillas pasando el impacto de la planta del pie al core.
  • Conecta con esa sensación, vívela y disfrútala con curiosidad investigando sensaciones
  • Retira las manos y sigue trotando mientras visualizas las manos en los glúteos
  • Conecta la Respiración a la sensación al inspirar.

 Y si te animas, acompaña tu entrenamiento con la Sonata “Claro de Luna” de Beethoven, cada vez que inhalas proyecta las manos empujándote desde atrás mientras las notas acarician tu cerebro. El mensaje alcanzará a tus neuronas con más fuerza.
El Running fluye.

Pilar Amián

VIDEO EN YOUTUBE  ​https://youtu.be/4yeZ1djznsQ

Deja una respuesta