El Pescador Satisfecho

Estos últimos días de julio mis chicos llegaban a las clases alterados, con dolor de cabeza y sin ganas de correr.
            La vorágine prevacacional, – niños en casa a todas horas y acostándose tarde, cierre laboral antes de partir, calor y por consiguiente muchas discusiones familiares- , está provocando ese estado.
I           mposible salir a correr con tanto peso en su mochila, PLOMO. ¿Cómo vamos a levitar así?.
            Pensando, pensando, decidí abandonar por unos días la técnica y concentrar el entrenamiento en soltar lastre.
                      
  QI GONG TERAPÉUTICO (Chi Kung)
            Regresamos a Oriente para importar sus secretos.
            Me contaba un Médico (#Tracional Chino) que media hora antes de las artes marciales hacen #QiGong. el objetivo es preparse mental y físicamente para afrontar el esfuerzo sin ruido mental y con un plus de energía. Imaginaos la concentración que deben tener para romper, por ejemplo, un ladrillo con el puño.
            ¿Porqué no hacer lo mismo con nuestro #Running si sus resultados son tan eficientes?
            Liberamos el estrés balanceándonos. ( Curiosa coincidencia que los niños hagan eso continuamente!) Descargamos la ira. (Ver video adjunto)
            En reposo, con la postura de running, las piernas flexionadas, recogemos con las manos el Qi, tanto de la tierra como del cielo, cómo si tuviéramos una bola de fuego entre las manos que moldeamos cual si de plastilina se tratara.
            Suavemente la aproximamos a nuestro cuerpo para que esa luz repare, relaje y recarga la zona que cada uno sienta dañada o bloqueada.
            Un escalofrío recorre nuestro cuerpo
            Listos para batir a cualquier contricante.
                                               EL RUNNING
            Quiero trasladar a mi running su FUERZA, quiero copiar su TEMPLANZA, quiero REVOLUCIONAR mi running y CONVERTIRLO en un ARTE #MARCIAL.
            Si a ellos les funciona a nosotros también.
                                   El resultado adivinadlo:
            a) La sonrisa en la cara.
Una imagen vale más que mil palabras
            b) La apertura espiritual que nos llevó a comentar mientras trotábamos este
                                       CUENTO:
                        “EL PESCADOR SATISFECHO
            Un rico industrial del Norte de China se horrorizó cuando vio a un pescador del Sur tranquilamente recostado contra su barca y fumando una pipa.
– «¿Por qué no has salido a pescar?», le preguntó el industrial.
– «Porque ya he pescado bastante por hoy», respondió el pescador.
– «¿Y por qué no pescas más de lo que necesitas?», insistió el industrial.
– «¿Y qué iba a hacer con ello?», preguntó a su vez el pescador.
– «Ganarías más dinero», fue la respuesta.
– «De ese modo podrías poner un motor a tu barca. Entonces podrías ir a aguas más profundas y pescar más peces. Entonces ganarías lo suficiente para comprarte unas redes de nylon, con las que obtendrías más peces y más dinero. Pronto ganarías para tener dos barcas… y hasta una verdadera flota. Entonces serías rico, como yo».
– «¿Y qué haría entonces?», preguntó de nuevo el pescador.
– «Podrías sentarte y disfrutar de la vida», respondió el industrial.
– «¿Y qué crees que estoy haciendo en este preciso momento?», respondió el satisfecho pescador.”
                                   EL MUNDO ESTÁ LOCO
            Tras estos días en Londres con la graduación de mi hijo César Balguerías he estado meditando sobre esto. Hablaba con mi sobrino Alfio Vidal, (24 años trabajando en Goldman Sachs) y me contaba que no tenía tiempo para la vida social.
            “Madrina trabajo 14 o 15 horas al día como la mayoría aquí. Nuestra vida es trabajar y dormir”
            -¿Para qué? ¿Qué sentido tiene ganar tanto dinero?
            Hombre,… pues para podernos ir de viaje a Australia por ejemplo a hacer Scuba diving!!!
            – Vamos a ver!!!! ¿Trabajáis 345 días al año sin parar sólo para poder disfrutar sólo 20?
            El mundo está loco.
            Los momentos más felices son prácticamente gratis, le expliqué.
            Son aquellos que compartes con las personas que quieres en cualquier lugar (incluso debajo de un puente), las conversaciones que te hacen reír, el silencio de un runner, una película en casa con tu novio/amigos y un bol de palomitas.
            Mirar el mar, pasear-correr por mi Monte.
            Visitar a nuestros padres …
                               PEQUEÑOS DIOSES.
                        Dios nos ha hecho pequeños dioses en la tierra, a su imagen y semejanza.
                        Somos LIBRES para hacer lo que queremos y para ELEGIR.
                        Tenemos el mundo con su oferta al alcance de la mano.
                        Poseemos un cerebro alucinante cuyos límites apenas hemos rozado, con el que podemos descubrir, crear, inventar y crecer sin parar.
                        El sufrimiento llega como consecuencia de nuestras elecciones o de las de los demás.
                        Mi hermano Pepe Amián y su mujer, María Paramés no se rebelaron contra Dios por la muerte de su hijo José Amián en el ascensor porque él (me decían) no es el responsable, sino nuestra libertad para elegir.
            La de José Amián y Belén Jordana para decidir estar allí y la de quien directa o indirectamente, (ya sea por imprudencia, por descuido o por ahorrar) eligió la suerte del ascensor.
            ÉL no puede intervenir en nuestras elecciones porque sino, no seríamos pequeños dioses.
            El único límite que nos ha puesto ha sido la MUERTE.
            Más allá de ella, podemos hacer lo que queramos, incluso destruir nuestro mundo o destruirnos a nosotros mismos.
La mayoría de nosotros hemos elegido ATESORA y …. DESTRUIRNOS por esos tesoros.
 
            Anoche le preguntaba a Dios (impresionada por la guerra mundial reflejada en la película #Dunkerque) ¿por qué, por qué?
                        – ¿Por qué no haces nada?
(Me dormí)
            Esta mañana al abrir los ojos ha amanecido este mensaje en mi cabeza:
            – ¿COMO PUEDES PENSAR QUÉ NO HAGO NADA? El problema es que no queréis ver ni oir
            porque yo, NO PARO……
            He hecho a Ghandi, a Martín Luther King, a Santa Teresa de Calcuta, os he enviado a mi hijo
            y sigo gota a gota enviando un ejército de personas que recorren el mundo, como hormiguitas, t
            trabajando en silencio ……..
            – ¿Acaso sois vosotros responsables de lo que hacen vuestros hijos? ¿No son libres para
            equivocarse e incluso, a vuestro pesar, autolesionarse? ¿Podéis hacer siempre algo por ellos?
No, pensé, sólo cuando nos piden ayuda. Ojalá lo hicieran más a menudo.
            – Ábreme, entonces tus puertas, pídeme ayuda y verás lo que soy capaz de hacer por ti.
 
                        Para mí (y para tí) HA HECHO EL RUNNING, 😉
…… a través de él me está enseñando a recuperar el sentido de la vida, la CONCIENCIA.

Deja una respuesta