El taller del alfarero

Un medio para alcanzar un fin, para eso es el RUNNING.
La empresa donde haremos nuestras prácticas para mostrar al mundo nuestros proyectos.
No podemos guardar debajo de la almohada nuestros talentos y al llegar al cielo decir “dos me diste dos te devuelvo, tuve miedo de perderlos y los enterré.”

Es EL TALLER para TODOS. Accesible a todos. Sea cual la universidad de donde procedamos. Sirve para hacer las prácticas de cualquier tipo de carrera.
​De él salimos sabiendo cómo empezar a doblar nuestros talentos. Nos aporta la seguridad, la constancia y la fuerza de voluntad necesarias para empezar a caminar.

Todos tenemos una función (metas o sueños) pero no sabemos cuál es el camino para alcanzarlos o nos da miedo.
En un momento de la vida, cuando descubrimos que lo recorrido hasta entonces no nos llena, nos cuestionamos si hay algo más.
Asistimos a talleres motivacionales, vemos videos o “Ted Talks” sobre positivismo. Probamos la meditación, el yoga y el mindfulness.
            Nos convencen y nos parecen increíbles, maravillosos.
Volvemos a casa super contentos y entusiasmados pensando “todos tenemos algo especial, incluso yo, sólo tengo que buscar dentro de mí y redescubrirlo, por eso no me sentía llena, tengo que modificar mis pensamientos, debo afrontar la realidad desde otra perspectiva….”

            Pero ..¿CÓMO EMPIEZO A HACER ESO?

            Ufff, dedico dos, tres días o una semana a pensar “en positivo” … y a los pocos días, vuelve mi “YO” protestón, él que busca el piloto automático de las rutinas y hábitos, . Me rindo. Me sé la teoría y me parece fantástica, pero “yo NO PUEDO” .
            Nos falta la CONSTANCIA y la fuerza de voluntad para ello y si la tengo, ¿en que la aplico?

            EL TALLER.
            Para eso es el running.
Es el CAMPO DE PRÁCTICAS para aprender a iniciar el cambio.
Es la EMPRESA que coge a los BECARIOS para que den el salto al mundo laboral
Es el tren que te conduce a la transformación.
Es la medicina que produce mutaciones en tus células.
Es la energía que lleva tu mente a la transmutación a la trascendencia. A la nueva PERSPECTIVA
            En este taller se GESTA el cambio SUTILMENTE.
Entrenas la constancia y la fuerza de voluntad.
A través del movimiento transformas tu cuerpo y tu mente. Pones a punto el coche, que te llevará a conseguir tus metas. Lo transformas en un Ferrari, duro, fuerte, potente, seguro y exclusivo.

            EL ALFARERO.
            ¿Es duro el taller?
            No, porque mi aproximación al running es HOLÍSTICA.
            No trato de que salgáis a correr sin más, eso sería como pretender que hablarais chino en un día.
            Modulo, primero, como el alfarero modula el barro para transformarlo en una vasija, enseñándoos:
–         A respirar sobre el suelo.
–         A contar y ocupar la mente.
–         A estirar y colocar el cuerpo.
–         A coordinar las caderas, los brazos y los pies con las inspiraciones y exhalaciones.
–         A mirar al frente.
–         A meditar
            Y luego despacio, andando trotando, paseando repasando la respiración compartiendo sensaciones avanzamos mientras os guío sin presión, sin forzar, sin estrés de manera que terminéis la sesión sorprendidas de lo que habéis podido realizar y motivadas para venir entusiasmadas al día siguiente.

            EL BARRO

            En el TAO TE KING (libro sobre los fundamentos del taoísmo), al definir el Tao (origen y sentido de todo lo que existe) explican que para poder percibirlo hay que adoptar esta actitud:
            “Permaneciendo sin expectación se percibe lo sutil siempre, con expectación se percibirán siempre los límites de las apariencias”

            La modulación del barro (vosotros) producirá un resultado sorpresa y mágico.
El alfarero cuando empieza a trabajarlo no sabe que saldré de esa masa de tierra. Si dedica toda su atención al proceso y no se obsesiona con el resultado que quiere obtener, la vasija que saldrá será mágica, nueva, diferente incluso de lo que en un principio perseguía.
En caso contrario se descentrará mientras la moldea y le saldrá regular, se cansará de desesperación o abandonará.  Me quedaré en el límite de las apariencias, anclado sin capacidad para ver los pequeños cambios que se están produciendo.

            LA  LUZ          

            En la tradición oriental, se concibe al hombre como una entidad de luz que proviene de una fuerza (tao o para la tradición cristiana “la fuerza del espíritu santo”).

            Esa luz, esa energía, tiene un comportamiento no racional, no lógico, que entra en los terrenos de la incertidumbre, de la probabilidad, de la intención, entonces estamos en EL CAMINO DE LO SIEMPRE POSIBLE.

Esa LUZ mágica llevada al terreno de la razón puede ser también la IMAGINACIÓN.
            Con ella haremos POSIBLE lo que dijimos “que no era posible”

            Santa Teresa de Calcuta, ejemplo de esfuerzo y constancia dice “A menudo vemos cables largos y cortos, nuevos y viejos, baratos y caros, cables eléctricos que no tienen ningún uso, porque no habrá luz mientras la corriente no circule por ellos. Los cables somos tú y yo, la corriente es Dios. Tenemos el poder de PERMITIR que la corriente pase por nosotros, nos emplee y también de REHUSAR que nos emplee y permitir que se extienda las tinieblas”

            Somos esos cables que, con un poquito de corriente, solo un poquito, conseguiremos que proyectar la LUZ que llevamos dentro. Doblar nuestros talentos.

            Yo no os voy a enseñar a hacer series, fartleks o subir cuestas.
            No voy a insistir en que vayáis con el reloj mirando el ritmo.
            No voy a poneros a hacer saltos, rectas y sentadillas.
            Para eso hay miles de profesionales buenísimos que os pueden dirigir hasta que desfallezcáis exhaustos.

            Pero lo que si voy a perseguir en el taller del alfarero es CONECTAR a través del RUNNING la CORRIENTE necesaria en vuestras vidas para ACTIVAR el CABLE

            Que COMPRENDÁIS que el movimiento es imprescindible para el CAMBIO.

Deja una respuesta