En el momento en que unas neuronas dejan de emitir señales eléctricas, otras más activas invaden su terreno.
La consigna silenciosa es: “USE IT OR LOSE IT”.  
Su nombre científico: “Neuro plasticidad cerebral”.
Esta pauta biológica tiene sus consecuencias:

Elige, la decisión es sólo tuya.
Pongamos por ejemplo la parcela del cerebro llamada: LÓBULO POSTERIOR PARIETAL
Allí conviven, disputándose el terreno, las neuronas que procesan el dolor y las que procesan la percepción visual.
¿Qué neuronas eliges disparar?

El Método Walden adapta esta opción CONSCIENTE al movimiento con el objetivo de disminuir el NEP (nivel de esfuerzo percibido) y aumentar el rendimiento.
Las alternativas neuronales del Running:

  1. El instinto de conservación: evitar el sufrimiento y el esfuerzo
  2. El instinto de superación: sobrepasar los límites.

Entrenar la SUPERACIÓN y la primera, ni la pronuncies.
¿Cómo refuerzo el #entrenamiento de la SUPERACIÓN?
De la misma manera que rebajan los dolores crónicos: VISUALIZANDO PODER 
Hackea la imagen limitada de tu YO RUNNER reprogramando tu cerebro:

Tú cerebro se lo tragará dando la orden a las neuronas motoras para que disparen en consecuencia.
El mensaje será: “este Walden Runner es un crack” vamos a darle tal chute de dopamina que no habrá neurona que se atreva a protestar.
Yo me construí mi imagen robándole el cuerpo a Kipchoge  y ahora la paseo por los pasillos de mi casa.
Os animo a que aprovechéis estos días de ocio obligado para construid la vuestra, seguro que el collage os sale mejor que el mío 😉
Pilar Amián

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.