La batalla cerebral por el Real Estate en el Running

En el momento en que unas neuronas dejan de emitir señales eléctricas, otras más activas invaden su terreno.
La consigna silenciosa es: “USE IT OR LOSE IT”.  
Su nombre científico: “Neuro plasticidad cerebral”.
Esta pauta biológica tiene sus consecuencias:

  • Positivas: Estimula las neuronas que beneficien a tu target y ellas te compensarán intensificando sus señales eléctricas y silenciando poco a poco las de aquellas que lo entorpezcan.
  • Negativo: Déjate guiar por hábitos negativos, como ser catastrofista, y las neuronas que se disparan con esa actitud te compensarán invadiendo, como aliens, poco a poco las parcelas del cerebro  que podrían ver la vida en rosa.

Elige, la decisión es sólo tuya.
Pongamos por ejemplo la parcela del cerebro llamada: LÓBULO POSTERIOR PARIETAL
Allí conviven, disputándose el terreno, las neuronas que procesan el dolor y las que procesan la percepción visual.
¿Qué neuronas eliges disparar?

  • OPCIÓN INCONSCIENTE: Tu genética o tu entorno decide por tí.
  • OPCIÓN CONSCIENTE: Puedes optar de modo consciente, entrenando, neuroestimular tu imaginación con visualizaciones dirigidas que descarguen poco a poco  las señales de aquellas neuronas que procesan el dolor.  (Terapia desarrollada en Estados Unidos y Australia para los dolores crónicos con resultados muy alentadores. Norman Doidge,  “The Brain’s Way of Healing”- 2015, sobre los últimos descubrimientos en neurociencia)

El Método Walden adapta esta opción CONSCIENTE al movimiento con el objetivo de disminuir el NEP (nivel de esfuerzo percibido) y aumentar el rendimiento.
Las alternativas neuronales del Running:

  1. El instinto de conservación: evitar el sufrimiento y el esfuerzo
  2. El instinto de superación: sobrepasar los límites.

Entrenar la SUPERACIÓN y la primera, ni la pronuncies.
¿Cómo refuerzo el #entrenamiento de la SUPERACIÓN?
De la misma manera que rebajan los dolores crónicos: VISUALIZANDO PODER 
Hackea la imagen limitada de tu YO RUNNER reprogramando tu cerebro:

  • Roba una imagen de tu héroe runner llegando a la meta.
  • Crea tu ficción poniéndole tu cara disfrutando.
  • Decórala con todos los sentidos.
  • Añádele emoción.
  • Incorpórale música sin letra para que no desvíe la atención.
  • Repásala una y mil veces mil.  

Tú cerebro se lo tragará dando la orden a las neuronas motoras para que disparen en consecuencia.
El mensaje será: “este Walden Runner es un crack” vamos a darle tal chute de dopamina que no habrá neurona que se atreva a protestar.
Yo me construí mi imagen robándole el cuerpo a Kipchoge  y ahora la paseo por los pasillos de mi casa.
Os animo a que aprovechéis estos días de ocio obligado para construid la vuestra, seguro que el collage os sale mejor que el mío 😉
Pilar Amián

Deja una respuesta