La escalera: no existen metas fáciles ni difíciles

Solo están más o menos lejos. 

            Todas las metas son PELDAÑOS de la misma escalera. Lo que separa a unas de otras es el escalón donde las ubiquemos.    
            Es decir para conseguir unas te quedas a mitad de la escalera y para otras hay que llegar hasta arriba.

El escalón que tienes que subir cada día tiene siempre la misma altura.

Es un pequeño paso hacia arriba.

              Luego el  nivel de esfuerzo diario para cualquier META es siempre el mismo:  UN ESCALÓN

            EXISTEN, entonces METAS más cercanas o MÁS LEJANAS
            Dependiendo del tiempo que queramos invertir en su consecución, pero cada día subiremos solo un escalón. 

            EJEMPLO:
            APRENDIENDO: Cuando estaba en EGB pensaba que estudiar una carrera sería lo más difícil del mundo pero cuando llegue a la universidad partí del escalón anterior y entonces me costó sólo subir un ESCALÓN, cuyo nivel de esfuerzo fue exactamente ell mismo que con mis 5 añitos aprender a leer sumar o restar.
            #RUNNING:  
             No existen DISTANCIAS fáciles o difíciles.
            Cuesta lo mismo iniciarse a correr que pasar de 5 km a 10 de 10 a 21 e incluso hacer una maratón.
             El ESFUERZO diario es el MISMO, añadir un PASO más al día anterior; lo único que cambia es en que altura de la escalera decides pararte. 
            Te paras sólo bien porque no necesitas otra meta, bien porque no tienes más tiempo para entrenar
             Jamás porque NO PUEDO, todos podemos hacer incluso una MARATÓN.
            Menos volar cualquier distancia está al alcance de todos si simplemente subimos un escalón cada día


No nos pongamos excusas para no PERSEGUIR NUESTROS SUEÑOS basadas en la dificultad, eso es engañarse. Seamos sinceros, si no hacemos algo es simplemente porque no nos apetece o no podemos dedicarle más tiempo. Esta  excusa es válida.
            Lo que no es aceptable es decirnos que es difícil o imposible, simplemente está MÁS LEJOS O MÁS ALTO
            El NO PUEDO hay que desterrarlo de nuestra mente.

Deja una respuesta