Los Sonidos del Silencio

Imagen

En el pequeño zulo instalado en el garaje de mi casa, – Walden está en obras-, suena el despertador a las 6 de la madrugada. 
Hace mucho frío más allá de mis sábanas de franela, hoy no me quiero levantar a correr. 
Repaso en la cama mis certeras excusas:  
– Día duro de trabajo, comida del grupo de liderazgo, taller de running; 
– Henry descansa por la maratón de Valencia, saldré sola.
Animo Pilar, destapa la caja de Pandora donde guardas los mensajes de esperanza. Dos segundos y mis ojos se iluminan : 
Simon and Garfunkel
 “Hello darkness, my old friend
I’ve come to talk with you again
Because a vision softly creeping
Left its seeds while I was sleeping
And the vision that was planted in my brain
Still remains
Within the sound of silence

Deslizo mi pie y me visto sin apenas levantarme, anoche dejé la ropa a dos centímetros del suelo.
Miro mis five fingeres y pienso: – No riman con Simon and Garfunkel- , desempolvo mis viejas zapatillas, ya casi sin suela, pero acompañarán mi ansiedad melancólica, será como ir “Barefoot Running”.
Me arrastro hasta mi cocina provisional en un rincón del sótano y me preparo agua templada con limón, jengibre y bicarbonato. Me estimulará como mi café que me reservo para acariciar mi llegada a la oficina.

“In restless dreams I walked alone
Narrow streets of cobblestone
‘Neath the halo of a street lamp

Sin reloj troto en el silencio de mi noche, Madrid duerme, ajusto la postura para dejarme llevar en piloto automático. Elevo el pecho, roto la pelvis, flexiono las rodillas y conecto mis sensores de posición con las caderas, entre ellos el vació. Poco a poco voy entrando en calor, pero aún me cuesta mover el cuerpo, sé que hasta que no lleve 15 minutos se me resiste perezoso.  Sonrió, no soy yo, es sólo la naturaleza.
Levanto la mandíbula y comienzo mi conversación con el cielo.

“I turned my collar to the cold and damp
When my eyes were stabbed by the flash of a neon light
That split the night
And touched the sound of silence”

Desaparece la noción del tiempo y del espacio, la oscuridad me absorbe y troto buscando borrar mi presencia. 
Los faros de un coche me recuerdan mi existencia. Es el cielo que susurra: “No te puedes esconder, aunque a veces no me sientas, mi luz siempre te alumbra”. 

And in the naked light I saw
Ten thousand people, maybe more
People talking without speaking
People hearing without listening
People writing songs that voices never share
No one dared 
Disturb The sound of silence.

Una taladradora móvil persigue mi sombra, tap, tap, tap, me adelanta. Miro el suelo esperando encontrar zanjas donde antes estuvieron sus pies. Mis neuronas espejo me traicionan empujándome a imitarlo, mano al embrague y meto la quinta. Lo adelanto, aunque es más joven su energía se derrocha en machacar el asfalto. 
Sonrío, la vanidad en mi filosofía  no encaja

«Fools» said I, «You do not know
Silence like a cancer grows
Hear my words that I might teach you
Take my arms that I might reach you»
But my words like silent raindrops fell
And echoed in the wells of silence
And the people bowed and prayed
To the neon god they made
…….And whispered in the sounds of silence

Le dejo ir, la canción vuelve a sonar, esta vez con mi letra:

Hello darkness my old friend, 
Aquí estoy de nuevo, sin miedos
Because a vision softly creeping 
left its seed while I was sleeping
Si lo puedo soñar, lo puedo hacer
And the vision that was planted in my brain
Still remains
Within the sound of silence
Iré a por ello 
Porque yo sí estoy llena de sueños.

….. Gracias Simon and Garfunkel por hacerme vibrar en mi momento de “no quiero”.
Pilar Amián

Deja una respuesta