Regla número Cuatro: Deja que una mano te ayude

Regla número Cuatro: Deja que una mano te ayude a caminar/trotar.
Corre como si la palma de una mano te empujara desde atrás (por el glúteo)
¿Qué es más sencillo?
– Correr adelantando la pelvis y lanzando las caderas hacia delante: Forzando la postura
– O correr ayudado por una fuerza invisible que me impulsa: aligerando el Running
Las instrucciones las recibe a la zona racional del cerebro, se retienen tras 65 días de repetición.
Las imágenes las recibe a la zona sensitiva y creativa, se nos “pegan” como los olores y los sonidos.
El reto de hoy es correr con tus sentidos
Te invito a que, en tu rato de #Running, no uses solo el cuerpo, usa también tu imaginación, busca la imagen de esa mano que te ayuda y dedícate un rato a visualizarla y fijarla, hasta que se te grabe en tu movimiento.
Súmate al #Runfulness y comparte la experiencia.
Feliz Dia!!
Pilar Amián
Creadora del Walden #Runfulness
Síguenos en la web www.metodowalden.com
#mindulness #metodowalden #runners #marathonrunning #mujeresquecorren

Deja una respuesta