Reto número 2:

¿COMO INICIARTE EN EL RUNFULNESS?

El  Runfulness transformado mi vida radicalmente, paso a paso, kilómetro a kilómetro, ha ido despertando mi espíritu y abriendo mis ojos a un mundo lleno de sensaciones. Ha surgido dentro de mí una ansiedad nueva por aprender, disfrutar y en definitiva, vivir”.
 
Alguien me dijo una vez en una fiesta:
“Pero Pilar, si correr es ponerse las zapatillas y ya está!!”.
Le miré un rato en silencio y me di la vuelta sin contestarle.  ¿Cómo explico en dos minutos la diferencia entre unas zapatillas y mi Runfulness, que ni siquiera las necesita?
 

Corro descalza, con chanclas, con zapatillas, camino del trabajo o de la estación, por Monte o asfalto, dormida y despierta.

La filosofía de mi running está presente en todas las decisiones de mi vida.

Avanzo sin expectativas, dejando que la vida simplemente suceda.

Para ello, antes de dar la primera zancada, me olvido de mí y abro mis sentidos. Alzo los brazos, agito el cuerpo para soltar lastre y comienzo a trotar con la mente vacía para que mi “yo real” me sorprenda  (como siempre hace). 

Mente y cuerpo fusionados hacen que este deporte- filosofía, el RunFulness deje de ser una aptitud para transformarse en una actitud ante la vida.

El Running  se transforma en una vía de progreso espiritual al alcanzar a través de la carrera otro estado de consciencia.

¿Y cómo das el primer paso hacia el cambio?
 

La clave es “pequeño” y la estrategia hacerlo “fácil y entretenido”: KAIZEN

1.- Piensa qué pequeño paso darás mañana.

2.- Ejecuta pequeñas acciones que lo faciliten

3.- Planea pequeñas recompensas.

4.- Identifica pequeños momentos.

5.- Y Visualízate la noche antes dando ese Pequeño Paso.

Comienza esta temporada sumándote al Runfulness.

 
Los pasos están en la web y en el libro con una explicación detallada y ejercicios para que tú también disfrutes corriendo.
 
Ese será tu pequeño paso hacia el cambio.
 
Pilar Amián
Fundadora del Runfulness
Cambia tu Running con el Método Walden