¿Te han dicho que deberías correr?

Tienes una vocecita interior -tu pepito grillo- que te martillea con este mensaje: “tienes que ponerte en forma, deberías perder esos kilos, parece que tienes diez años más, tienes que volver a coger las riendas de tu vida y tener fuerza de voluntad”

Sabes, (porque lo oyes, porque te lo dicen los médicos, porque está DE MODA) que la gente que corre está más satisfecha con su vida. Hasta te cuentan que están llenos de ilusiones y de proyectos. Ves que enferman menos y comen mejor. Son más seguros y positivos. GESTIONAN         MEJOR EL ESTRÉS.
QUIERES CORRER. Es el vuelco que necesita tu vida.

Lo intentas.

A los 5 minutos me ahogo, sufro, pero sigo. Te lo has propuesto y si tanta gente lo hace yo también puedo.

A los 10 minutos tu mente te machaca “esto es terrible, sufrir tanto no tiene sentido”. Insisto.               Nuevo mensaje “yo no estoy hech@ para correr, soy ya mayor para esto, seguro que hay otro tipo de deporte, puedo andar dos horas en vez de esta tortura”. No me quiero rendir, me duelen las piernas pero sobre todo me duele el pecho, siento presión en mi corazón.

Me asusto.

Paro.

Vuelvo a casa y mi mente necesita un consuelo. No me gusta el fracaso.

Busco una excusa. Me voy a lesionar fijo, creo que mi corazón ha sufrido demasiado. Mejor me pongo a dieta y me doy un paseo todos los días.

Pero nunca lo hago.

 
TENGO BUENAS NOTICIAS PARA TI.

          NO ES TU CULPA. No eres tú. No es tu cuerpo. No es tu falta de voluntad.
          Todos hemos nacido para correr….. y para disfrutar haciéndolo.
          NO SABES hacerlo.
          Es normal ahogarse a los 5 minutos de correr. No eres SUPERMAN o SUPERWOMAN (que los hay)
          Yo no lo soy, soy VULGAR o NORMAL. Trabajamos, llevamos una casa, tenemos familia, vida social.
 
¿DONDE ESTÁ EL ERROR?

             1º.- No sabes RESPIRAR, por eso te ahogas. El oxígeno es la gasolina de tu coche. Si no se lo suministras regularmente, éste no se moverá salvo que llames a una grúa. TU ERES IGUAL.

             2º.- No sabes CONTROLAR TU MENTE. La mente es CONSERVADORA, quiere que hagas el mínimo esfuerzo por si en un momento dado aparece un león detrás de ti. Ya no hay LEONES. Tú NO ERES TU MENTE. Tu mandas.

            3º.- No sabes poner LA POSTURA correcta. El cuerpo tiende a encogerse, se arruga y machaca el suelo. Hay que estirar bien los circuitos internos -abrir las válvulas-, para que la gasolina no se quede bloqueada en ningún codo y fluya.

            4º,. No sabes ARMONIZAR los tres pasos anteriores. Respiración-pensamientos-acción.

            5º. Y por último, no sabes IMAGINAR. Soñar nuestras metas las convierte en realidad. Aquello que no visualizamos con imágenes, olores, colores, sonido y sensaciones jamás lo culminaremos.

AHORA YA LO SABES, TU TAMBIÉN PUEDES CORRER

Usando las enseñanzas de la Medicina Tradicional China sobre respiración, meditación, Qi Gong, y los conocimientos occidentales sobre técnica de carrera y visualizaciones, esto será un camino MAS LÓGICO y SENCILLO.

METODO WALDEN.

​PROXIMO TALLER SABADO 22 DE ABRIL EN EL RETIRO.

Deja una respuesta