Todos tenemos «Una Mente Maravillosa»

Photo by frank mckenna on UnsplashEn las leyendas tibetanas el Garuda es un ave mitológica con brazos humanos, lista para volar.

Esta fase de nuestro running es “desmesurada” porque estamos listos para desafiarnos a nosotros mismos e ir más allá de nuestra zona de confort.  La palabra tibetana para desmesura implica “cálculo determinado”, esto es buen juicio y desafío

La carrera es ahora un reto y se trata de echar mano de toda la energía física y mental. Avanzar con buena postura, trabajar la respiración, apoyar bien los pies, todo esto con un equilibrio saludable de atención plena y conciencia y con el resultado de que podemos llegar a superar NUESTRAS LIMITACIONES PREVIAS.
      .
Vamos pues avanzando en nuestros retos y para ello usamos todas las armas a nuestro alcance,  y como no, la más fascinante: “la IMAGINACIÓN”.

Comprendiendo como funciona nuestra mente podemos ayudar a nuestro cuerpo a actuar como el garuda e ir más allá de nuestra zona de confort.

Nuestro cerebro está plagado de senderos o rutas (sinapsis) que unen unas neuronas con otras, estos se crean cada vez que consolidamos una rutina en nuestra vida. De este modo nos resulta siempre más fácil realizar un comportamiento adquirido (tiene su ruta preestablecida en el cerebro), que tratar de cambiar el rumbo. Nuestro cerebro nos va presionando y torciendo para volvamos al camino conocido. Son los llamados automatismos.

Si luchamos y conseguimos realizar ese nuevo hábito (sea correr más de lo usual, ir más rápido, salir a las 6 de la madrugada, añadir un nuevo día a nuestra rutina o incluso comer más sano) varias veces, al final construiremos ese nuevo sendero en nuestro cerebro y nos costará menos realizarlo. Habremos creado un nuevo automatismo. Ya tiene su canal mental y sale solo.

Lo fascinante es que la MENTE, a la hora de archivar ese nuevo hábito y convertirlo en un sendero físico en el cerebro, no distingue entre lo REAL y lo IMAGINARIO. Por ejemplo: si estoy viendo una película de terror, la mente no distingue si es real o no, genera igual la adrenalina y las hormonas que dan las señales al cuerpo para que se tensen. Lo mismo ocurre para los hábitos. ¿Esto que quiere decir?  

Si quiero empezar a correr a las 6 de la mañana y que no me cueste o si quiero cambiar mi alimentación sin esfuerzo, empiezo VISUALIZANDOLOS con un contenido emocional para que se graben más efectivamente:

Me visualizo todas las noches levantándome a correr, sintiéndome el aire frío de la mañana, veloz, ligero, huelo el perfume de Madrid sin coches, siento mis piernas y mis pies golpeando el asfalto.           

Me visualizo desayunando copos de avena con fruta y nueces, kéfir lo saboreo despacio, lentamente, huelo el perfume de la comida, la disfruto….

Y así contribuyo a la creación de ese nuevo canal de comportamiento que convierte en automática la conducta que deseo ejecutar. Salgo de mi zona de confort y supero mis límites como el garuda.


ELIGE TU NUEVO PROYECTO Y CREA SIN ESFUERZO LA RUTA MENTAL QUE TE CONDUCIRÁ A CIEGAS HACIA ÉL.

Pilar Amian
Lead Trainer
Fundadora y Creadora
Método Walden

Deja una respuesta